‘The Last of Us’ o si Cormac McCarthy hiciera un videojuego

The Last of Us (enorme título, por cierto) es uno de esos juegos de los que casi todo el mundo ha escuchado hablar. En mi caso fue una de mis frustraciones la pasada generación ya que, al ser exclusivo de Playstation 3, aquellos que poseíamos una XBox sólo podíamos observarlo con dientes largos desde el otro lado del escaparate. Es por ello que cuando se anunció esta versión “remasterizada” para PS4, los usuarios de la nueva criaturita de Sony, tan escasa de títulos, nos hemos abalanzado sobre él. Sobre todo los que no tuvimos el placer de degustarlo antes.

Desde un punto de vista técnico, y sin poder compararlo con su versión original, The Last of Us Remasterizado es un juego de altibajos: posee algunos momentos realmente brillantes, sobre todo en lo que a las luces dinámicas se refiere, las mejores que he visto en juego alguno, o las físicas de partículas (cuando entramos en esos escenarios llenos de esporas en suspensión que reaccionan en tiempo real a nuestros movimientos, te das cuenta del hardware tan potente que hay bajo la carcasa negra de PS4). Sin embargo, hay puntos que rechinan más, como el número de polígonos en los modelados, que se perciben muy “old-gen” pero con texturas en alta definición, o el “popping” en algunos escenarios abiertos, donde algunos árboles y texturas aparecen de sopetón, dejando en evidencia que el motor gráfico no está adaptado a la nueva máquina. Si no, no se entiende que, a estas alturas, haya tales problemas con la distancia de dibujado.

The Last of Us Remasterizado

Tenemos por tanto un aspecto técnico que, en conjunto, luce genial pero con algunos puntos flacos. Sin embargo, cuando llevas una hora de juego, todo eso te da exactamente igual. El verdadero corazón de The Last of Us, lo que lo eleva por encima de cualquier otro triple A de la industria, es su magnífica historia y su experiencia jugable. Es, simple y llanamente, un juego perfecto en su propuesta. Llevo casi 30 años jugando a videojuegos, he encontrado algunos (pocos) con una jugabilidad brillante: con unas mecánicas equilibradas, ni demasiado fáciles ni demasiado frustrantes, juegos sumamente entretenidos, profundos en su propuesta, capaces de desafiar permanentemente al jugador y dejarlo ganas de más. El depurado sistema jugable de The Last of Us lo encuadra sin problemas en esta selecta categoría, alcanzando niveles casi orgásmicos si se juega en modo “Difícil”. Las escenas de sigilo, desde que Tenchu y Metal Gear Solid popularizaran la propuesta, están mejor resueltas que en ningún otro juego que haya probado; las escenas de tiroteo tienen la contundencia y la fluidez de los mejores shoot’em up, una fórmula que la productora, Naughty Dog, ha depurado en las sucesivas entregas de su otra gran franquicia: Uncharted. Quizás sólo falla en la necesidad de recorrer los escenarios constantemente para encontrar objetos con los que mejorar nuestro equipo, algo que a la larga puede resultar tedioso; pero tampoco es obligatorio, simplemente es una opción como jugador si queremos tener nuestro armamento plenamente potenciado.

the-last-of-us-goty

Y a esta jugabilidad magistral se suma una historia y un desarrollo de personajes soberbios. The Last of Us está a medio camino entre el cómic The Walking Dead (Robert Kirkman) y la novela The Road (Cormac McCarthy); las referencias son tan evidentes que los guionistas de Naughty Dog no se molestan en disimularlas, y quizás esto es lo que me hizo torcer el gesto en un principio: la escasa originalidad de la premisa. No culpemos de ello al estudio, sin embargo, es lógico que cuando Sony decidió poner a disposición de su first party uno de los presupuestos más elevados de la generación, lo último que quería era un argumento arriesgado e innovador. Probablemente Sony quería un juego de corte postapocalíptico, con infectados y supervivientes-más-peligrosos-que-los-infectados, una fórmula que no parece aburrir al gran público. Naughty Dog es la que se ha encargado de elevar este manido planteamiento a la categoría de magistral. Para ello ha comenzado creando a dos personajes memorables, sabedores de que toda historia, por más vista que esté, funcionará si los lectores-espectadores-jugadores empatizan con sus protagonistas. Y en este aspecto The Last of Us es casi imbatible. La dinámica creada entre el viejo y hastiado Joel y la adolescente Elli es absolutamente memorable, tremenda. Dos de los mejores personajes que podrás encontrarte en un videojuego (los dos mejores, quizás), y sin duda dos de los mejores construidos que han aparecido en los últimos años en cualquier otro medio. Si he de buscar alguna pareja de protagonistas que me haya calado tanto últimamente, sólo puedo recordar a “Rust” Cohle (Matthew McConaughey) y Martin Hart (Woody Harrelson), la insólita pareja de detectives de True Detective. A todo ello hay que sumar el excepcional doblaje al castellano, muy por encima del nivel habitual de la industria.

The Last of Us Remasterizado

The Last of Us también tiene detractores, aquellos que prefieren una acción directa y que la jugabilidad no se vea interrumpida por las cinemáticas que impone cualquier juego con un arco argumental. Sin ser tan intrusivas como en otros juegos (la saga Metal Gear, sin ir más lejos), es cierto que la obra de Naughty Dog tiene bastante de eso. En mi caso, sólo puedo decir que el juego es un win-win en todos los aspectos. No sólo quieres seguir jugando por lo divertido que es, sino que, como en las mejores novelas o series de TV, estás esperando esa nueva dosis porque necesitas saber cómo avanza la historia. Si una industria tan joven como la del videojuego puede tener obras maestras, sin duda The Last of Us es una de ellas. 10

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s