Propósito de Año Nuevo

Trece días de 2013, así que ya va siendo hora de poner por escrito mi propósito para este año. Por escrito, porque las palabras escritas aguantan mucho mejor el paso del tiempo que las dichas, y por supuesto pesan mucho más que aquellas otras que sólo se han pensado, sin ni siquiera llegar a verbalizarse. Lo escrito tiene algo de contrato, aunque no lo firmes debajo; escribir no es como hablar, no se hace a la ligera, supone un esfuerzo consciente y cierto compromiso.

Así que aquí va mi contrato con 2013, un contrato que sólo va a tener una cláusula, para no despistarnos,un propósito que vale por mil, porque es nada más y nada menos que un cambio de actitud, lo que es tanto como decir que vas a cambiar la manera en la que haces ciento y una cosas. Seguro que algún listillo está pensando “puf, eso es imposible, y más cuando uno pasa de los 30 y comienza a peinar canas”. Pues no seáis tan listillos porque lo que me propongo no es cambiar mi naturaleza, sino tratar de ser un poco más fiel a ella, lo que no debería suponer un problema para nadie, a no ser que la vida ya nos tenga completamente desnaturalizados. Sin irme más por las ramas: este año esperaré menos y actuaré más.

Para explicarme mejor, habría que comenzar diciendo que 2012 ha sido el primer año de mi vida que he pasado al completo desempleado, lo que no significa ni mucho menos que haya tenido tiempo para aburrirme. Más bien al contrario: puede que haya sido uno de los dos o tres años más ajetreados (y por momentos, estresante) de mi  vida. Haciendo un rápido balance: enero lo dediqué a completar la última revisión de mi novela; los dos meses siguientes escribí una historia de temática infantil/juvenil como regalo a unos buenos amigos; antes de que acabara marzo empecé a trabajar en mi segunda novela (de la que llevo escrita aproximadamente la mitad); mientras tanto enviaba el manuscrito de mi primer libro a agentes y editoriales, lo que a medio plazo se tradujo en ser finalista de un premio internacional fallado en mayo y meses más tarde firmar un contrato con una agencia literaria (la tenéis al margen derecho). Ese mismo verano recibí una oferta de publicación que rechacé por consejo, precisamente, de mi agente (espero que no nos hayamos equivocado), y poco más tarde logré algo con lo que había soñado mucho tiempo: trabajar como redactor y articulista para una editorial de cómic, concretamente para ECC, responsable de publicar los contenidos de DC Comics en España y Latinoamérica. Una tarea gratificante que me está ocupando no pocas horas y granjeándome aún más quebraderos de cabeza, pero que por el momento sigue mereciéndome la pena.

La cosa no acaba ahí, he vuelto a estudiar inglés y comienzo a recuperar el nivel que tuve años atrás, he escrito un cuento que he comenzado a enviar a concursos de relatos, y por supuesto no ha pasado un día sin que haya dejado de buscar trabajo por todos los medios a mi alcance, que al fin y al cabo debe ser lo prioritario. ¿Entonces, cuál es el problema?, me diréis. El problema es que pese a todo, no siento que haya sido un año productivo, sino que ha sido un año de esperar: de esperar a que las editoriales que están leyendo mi novela se pronuncien (y en ello seguimos), de esperar a que me llamen para entrevistas de trabajo, de esperar a que la situación de este entristecido país comience a mejorar y aparezcan  las oportunidades…

Y esperando se pasa la vida, que es como el fútbol: puedes hacer muchas cosas, incluso desplegar un juego bonito, pero sin goles es como si no hubieras acudido al partido. Sí, señores, la vida es resultadista, es más de Bilardo que de Menotti, más de Mourinho que de Guardiola, así que va llegando la hora de practicar un juego más directo. O para los alérgicos al símil futbolístico: ha llegado la hora de poner en marcha un plan B.

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s