¡Fútbol, fútbol, fútbol!

Desde que empezó la Eurocopa ha corrido por las redes sociales un argumento con el que me he tropezado infinidad de veces a lo largo de mi vida, y que viene a expresar, más o menos, que si te gusta el fútbol eres un gilipollas lobotomizado incapaz de albergar alguna preocupación más en tu cerebro.

Esta idea me parece de una presunción tal, apesta tanto a elitismo intelectual y a complejo de superioridad, que me indigna tanto como las ruedas de prensa tras el Consejo de Ministros de los viernes. Para colmo no puedo ignorar esta corriente de condescendencia, pues parece ser bastante popular entre mis amigos, que me llenan el muro de Facebook de memes antifútbol. Se da incluso entre articulistas y humoristas a los que leo con cierta devoción.

Este odio al fútbol que subyace entre ciertas personas me ha deparado episodios inolvidables a lo largo de mi vida, como una ocasión en la Facultad de Periodismo en la que mi compañero Juanma dejó escrita en su mesa la alineación que él usaría en el próximo partido del Real Madrid. Al día siguiente nos encontramos anexa una larga perorata que nos tachaba de incultos e ignorantes, a la que Juanma respondió con una parrafada igual de larga pero mucho más incendiaria. También tengo grabado en la memoria una mañana de sábado en Sevilla, cuando mi pareja y yo bajamos a la calle porque el que suscribe no aguantaba la tensión de una tanda de penaltis (puede que contra Irlanda). La ciudad estaba desierta y sólo se escuchaban los gritos de gol que retumbaban por las avenidas vacías cada vez que España transformaba un penalti. Recuerdo vívidamente cruzarme con otra pareja que iba camino de Sta. Justa con una maleta, y él le decía a ella: “escúchalos, para trabajar no se levantan tan temprano”. Mi mirada asesina no les pasó desapercibida.

Este sojuzgar a los futboleros desde altares de superioridad ética ha regresado con mayor virulencia que nunca durante esta Eurocopa enclavada en plena crisis. ¿Cómo podemos distraernos, entusiasmarnos con algo tan trivial y mundano, cuando la prima de riesgo destroza el techo de los 500 puntos, cuando la banca española necesita más de 60.000 millones para salir adelante, cuando el número de parados supera los 4,7 millones? ¿No veis que aspiráis a pleno pulmón el opio del pueblo, que sois los perros mirando el dedo? ¿No os dais cuenta de que si tanta gente saliera a la calle para protestar como saldría si España ganara la Eurocopa, el gobierno debería rendirse, cambiar sus políticas, dar marcha atrás en la reforma laboral y en los recortes de sanidad y educación?

Sí, al final me han convencido. He debido claudicar. Sin duda todo sería mucho mejor si la gente no viera el fútbol. Mejor encerrémonos bajo llave, no nos entusiasmemos, no celebremos y gritemos por alegrías banales, estemos permanentemente cabreados, tristes, depresivos, que nos rechinen los dientes con cada informe de la EPA y con cada titular sobre la prima de riesgo. Es mejor ser infelices que estúpidamente felices. Quizás nos riamos menos, pero tendríamos la aprobación de aquellos que intelectualmente van un paso por delante de nosotros.

PD: Apuesto a que alguno se estaba esperando una entrada muy distinta.

Anuncios

3 thoughts on “¡Fútbol, fútbol, fútbol!

  1. ¡Pues sí que estamos hechos unos dopplegängers! Hace unos días, a cuento de la noticia del “esto-no-es-un-rescate” pronunciado por de Guindos y del primer partido de España en la Eurocopa (que era justo al día siguiente… y sí, claro, parecía algo estudiado), estuve a puntito de escribir algo muy parecido (si no idéntico) a todo esto que aquí argumentas.

    Yo también flipo bastante con esa supuesta superioridad moral del que asume que por disfrutar del fútbol no se puede pensar en lo mal que está la situación. Igual nos iría mucho mejor si todos dejásemos de ver comedias, cantar en la ducha o tener sexo, no sea que nos olvidemos por un instante de lo mal que están los mercados y las cifras de desempleo. Si es que sólo a un tarado insolidario se le ocurriría buscar motivos para ser feliz (por pasajera que sea esta felicidad) en un momento tan malo como éste…

    Me gusta

  2. Jero, no te hacía yo tan futbolero, esto empieza a preocuparme, jeje. La de Manu Chao está bien, pero mi canción favorita sobre fútbol sigue siendo el “opening” de Campeones 😉

    Me gusta

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s