Musha shugyo, el Camino a Casa y el conejo samurái de ahí arriba

Algunos me han preguntado sobre el gato samurái que hay en la cabecera de mi blog. Primero una aclaración: no es un gato, es un conejo. En concreto, Miyamoto Usagi, el protagonista del cómic Usagi Yojimbo escrito y dibujado por Stan Sakai.

¿Por qué pongo a Usagi en la cabecera de mi blog? Para empezar porque tengo debilidad por las historias de este conejo samurái, son realmente buenas, creedme. Pero, al margen de eso, este cómic tiene una intrahistoria que entronca con el sentido que le quiero dar al blog. Me explico: Stan Sakai es un autor estadounidense (de Hawai, para ser concretos) de origen japonés, y comienza a escribir Usagi Yojimbo como una forma de volver a sus orígenes, de conocer más sobre la cultura de sus padres y, por tanto, de sí mismo. Cualquiera que lea la obra de Sakai quedará sorprendido por el hecho de que un cómic protagonizado por animales antropomórficos, aparentemente infantil, posea semejante nivel de documentación histórica, con un prolífico trabajo de investigación por parte del autor, dando una imagen bastante específica sobre cómo era la sociedad japonesa en el pasado.

Pues bien, yo también escribo este blog para conocerme mejor, y para que los que me leen también me conozcan mejor. No es un viaje a mis orígenes, como en el caso de Stan Sakai, pero es un viaje hacia mi interior, donde encuentro cosas que si no las pusiera por escrito, si no les pusiera nombre, probablemente no me daría cuenta de que están ahí.

Por otro lado, Miyamoto Usagi (trasunto del personaje histórico Miyamoto Musashi) es un samurái embarcado en el peregrinaje del guerrero, en un viaje sin destino que tiene por objetivo conocer sus límites y la verdadera naturaleza de su espíritu (los japoneses lo llamaban el “musha shugyo”). Sakai, por tanto, crea un personaje en constante búsqueda de su verdadero yo, al igual que hace él al escribir su cómic. Yo me aprovecho del simbolismo de su obra para definir lo que busco con mi blog, porque también creo que la vida es un largo viaje en el que lo importante no es el destino (ya sabemos donde acaba), sino cómo vivimos el camino, las experiencias que acumulamos, cómo nos cambian y, sobre todo, con quién lo compartimos. Nos encontramos en un permanente Camino a Casa.

Anuncios

3 thoughts on “Musha shugyo, el Camino a Casa y el conejo samurái de ahí arriba

  1. Yo lo de Usagi lo he tenido claro, pero no sé por qué siempre he dado por hecho que el título de tu blog, El camino a casa, era por la película del chinorri Zhang Yimou, cosas que se inventa una. Sea como sea, aquí estamos leyendote…Saluditos,Jelen

    Me gusta

  2. La película de Zhang Yimou tiene un nombre chulo que tomé prestado para expresar la idea. Lo de la colonoscopia… digamos que es preferible una forma menos invasiva de conocerse a uno mismo 😉

    Me gusta

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s